Hoy abierto: 09:30-13:30, 16:30-20:00
Mañana abierto: 09:30-13:30, 16:30-20:00

¿Qué vitaminas debes incluir en tu dieta?

Saber qué vitaminas debes incluir en tu dieta es importante para que tu organismo funcione correctamente y no tengas ninguna carencia. Pero, ¿sabes qué son las vitaminas?

Las vitaminas, junto a algunos minerales, son micronutrientes. A pesar de que tu cuerpo las necesita en pequeñas cantidades, actúan como reguladores en muchos procesos metabólicos. Por ello, son clave para el crecimiento, la salud y el equilibrio nutricional.

Cada una lleva a cabo una función principal y la deficiencia de alguna vitamina puede repercutir en todo tu organismo. Mediante una alimentación saludable, como es la dieta mediterránea, se consigue llegar a las cantidades diarias recomendadas de vitaminas. A veces, debido a ciertas patologías o a algún trastorno alimentario se necesitan complementos, que puedes encontrar en tu farmacia.

Veamos qué vitaminas debe tener tu dieta para asegurar un correcto funcionamiento de tu organismo.

TIPOS DE VITAMINAS

Tradicionalmente se clasifican atendiendo a su solubilidad y puedes encontrar del tipo:

  • Hidrosolubles: disueltas en agua. Pertenecen a este grupo todas las vitaminas del grupo B, ácido pantoténico, biotina, el ácido fólico y la vitamina C.
  • Liposolubes: disueltas en grasas. Pertenecen a este grupo la vitamina A, vitamina D, vitamina E y la vitamina K.

VITAMINAS IMPRESCINDIBLES EN TU DIETA

Vitamina C

La vitamina C es utilizada como protectora en procesos virales y febriles, en los cuales hay que ayudar al cuerpo a reactivar la maquinaria celular y bioquímica interna contra los microrganismos que pueden provocar enfermedades.

Incorpora esta vitamina comiendo cítricos, frutas y verduras como el tomate, el brócoli, las coles de Bruselas o la patata, aunque ten presente que, si la pela mucho te llevarás la vitamina C, ya que la mayoría de las vitaminas se concentran en la piel.

Vitamina D

La vitamina D ayuda a fortificar los huesos. De hecho, es especialmente importante durante los primeros años de vida, en los cuales el crecimiento de los huesos debe ser óptimo. Esta vitamina también favorece la nutrición de tus músculos, evitando la aparición de los síntomas y malestares asociados al cansancio y a la debilidad muscular.

Si padeces osteoporosis, combinar esta vitamina con el calcio, ayudará a mejorar la densidad ósea y a prevenir las fracturas.

Como fuentes naturales de vitamina D que introducir en tu dieta tienes los pescados grasos, como la trucha, el salmón y el atún, la leche y sus derivados, los huevos y las nueces, entre otras.

Vitamina E

Otra vitamina imprescindible para tu bienestar es la vitamina E. Tiene un elevado potencial antioxidante, que permite la regeneración celular. Por eso, es altamente recomendada en pacientes que presentan las defensas bajas de forma constante.

Además, es utilizada para revitalizar la piel como ingrediente imprescindible en tratamientos estéticos y productos dermatológicos.

Te aportarán vitamina E alimentos como las almendras, el aguacate y los espárragos. También legumbres como las alubias y pescados como el salmón son una buena opción para alimentar tu cuerpo con su dosis de vitamina E.

Qué vitaminas debes incluir en tu dieta

Vitamina A

Por su parte, la vitamina A te ayuda a reparar las células de la piel dañadas por el sol, restaurando su colágeno y la elastina. También sirve para tratar la hiperpigmentación propia de la edad.

Ayuda a la prevención de enfermedades infecciosas y favorece un correcto funcionamiento del ciclo reproductivo femenino.

Esta vitamina la tomarás con en el hígado, las zanahorias y el brócoli; también incluyendo en tus platos col rizada, las espinacas y la calabaza, y frutas como el albaricoque.

Vitamina B9 (ácido fólico)

Finalmente, asegura que tu dieta te proporcione la dosis de vitamina B9 que necesitas. Ésta contribuye en la maduración de proteínas estructurales, como las componentes del cabello, las uñas, la piel y la hemoglobina.

Es muy importante como suplemento en el embarazo, al ayudar a prevenir malformaciones fetales relacionadas con el cerebro y la médula espinal.

La vitamina B9 la encuentras en las verduras de hoja verde como las espinacas, los berros o la col kale. También la incorporas con la ingesta de espárragos o comiendo legumbres.

Recuerda lo importante que es para tu bienestar mantener una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras, siempre mejor frescas, que incorpore la cantidad de vitaminas que tu cuerpo necesita para un perfecto equilibrio. Consulta con tu farmacéutico si tienes dudas sobre cómo conseguirlo y recuerda que puede ayudarte en caso que necesites apoyar la ingesta de vitaminas con suplementos. 

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios

Listado de categorías